Dada la experiencia y entendiendo que la puesta en marcha de un Centro de Distribución es un cambio importante que enfrenta una empresa, debido a que involucra un cambio en los procesos, tecnologías y personas. SDI además de hacer el diseño e implementación del Centro de distribución, entrega un servicio de apoyo operacional al cliente desde la planificación de la puesta en marcha hasta los primeros meses de la partida de este proyecto, acompañando al cliente con el objetivo de asegurar la correcta administración de este cambio que experimentará la compañía.

Además de esto, SDI tiene un servicio permanente de apoyo operacional al cliente, el cual tiene como objetivo detectar posibles mejoras en los procesos debidos a los naturales cambios que se producen en las condiciones del mercado y que afectan la operación del Centro de Distribución.